EVANGELIO DEL DOMINGO
"Te seguiré donde quiera que vayas". San Lucas 9, 51-62.

viernes, 23 de octubre de 2020

SABER ACTIVO


 

“El Evangelio de Hoy”: Lc 12, 54-59

 

Lectura del santo evangelio según san Lucas:

 

En aquel tiempo decía Jesús a la gente: "Cuando ven subir una nube por el poniente, dicen enseguida: "Chaparrón tenemos", y así sucede. Cuando sopla el sur dicen: "Va a hacer bochorno", y lo hace. ¡Hipócritas!: si saben interpretar el aspecto de la tierra y del cielo, ¿Cómo no saben juzgar ustedes mismos lo que se debe hacer?  Cuando te diriges al tribunal con el que te pone pleito, haz lo posible por llegar a un acuerdo con él mientras van de camino; no sea que te arrastre ante el juez, y el juez te entregue al guardia, y el guardia te meta en la cárcel. Te digo que no saldrás de allí hasta que no pagues el último céntimo". Palabra del Señor.

 

Reflexión

 

Leer los signos de los tiempos es saber discernir cómo nos habla Dios hoy. Interpretar los signos de los tiempos es actuar con sabiduría, descubrir la presencia de Dios en medio de nuestro pueblo, en su dura tarea de avanzar hacia la realización del proyecto de Dios que es su Reino. Somos invitados a utilizar nuestra sabiduría, nuestros conocimientos, para vivir la fraternidad, para inventar maneras de reconciliación, de arreglos de problemas, para solucionar dificultades, asumiendo las responsabilidades y consecuencias de nuestros actos. ¿De qué han servido los avances tecnológicos si no se ponen al servicio de la vida y de los más golpeados por las crisis? Aún tenemos pendiente la erradicación de los grandes males causantes de enormes sufrimientos y sacrificios a nuestro mundo. Las vergonzantes desigualdades que se viven en nuestros pueblos: el hambre, la desnudez, las injusticias que galopan como si estuviésemos convencidos de que son realidades normales y naturales, esperan por nuestros compromisos.

 

¿Qué es lo que sabemos y qué es lo que nos hace falta saber? Jesús intenta ayudarnos a centrarnos en lo importante. De nada sirve saber cositas sobre el estado del tiempo y demás noticias cotidianas. Escuchamos que tratan un tema coyuntural en los medios de comunicación y en las redes sociales y ya salimos opinando, con base en esos comentarios inseguros que aprendemos por ahí. Y nosotros, ¿qué opinamos? ¿cuál es nuestra experiencia? ¿dónde está nuestra sabiduría?

 

No permitamos que influyan en nuestras decisiones trascendentales. Posibilitemos al Espíritu Santo vivir su rol iluminador, que nos inspire y sostenga nuestra fe. Lo importante es saber descubrir en el día a día, la manifestación, la presencia de Dios actuando para salvarnos. Dios está presente en Jesús mejorando la vida y acompañándola. Contamos con la palabra encarnada en Jesús, tenemos sus evangelios, seríamos sabios si viviéramos lo que leemos y escucháramos su mensaje de vida. Somos llamados a resolver nuestros problemas a través del diálogo fraterno, antes que irnos a la justicia ordinaria, la cual puede aprovecharse de nosotros y hacernos perder lo más por lo menos. Señor enséñanos a dialogar, enséñanos a amar, danos la sabiduría que procede de ti.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario