jueves, 23 de febrero de 2017

TOMAR EN SERIO EL EVANGELIO

“El Evangelio de Hoy”: Mc 9, 41-50

Lectura del santo evangelio según san Marcos:

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: "El que les dé a beber un vaso de agua, porque siguen al Mesías, les aseguro que no se quedará sin recompensa. El que escandalice a uno de estos pequeñuelos que creen, más le valdría que le encajasen en el cuello una piedra de molino y lo echasen al mar. Si tu mano te hace caer, córtatela: más te vale entrar manco en la vida, que ir con las dos manos al infierno, al fuego que no se apaga. Y, si tu pie te hace caer, córtatelo: más te vale entrar cojo en la vida, que ser echado con los dos pies al infierno. Y, si tu ojo te hace caer, sácatelo: más te vale entrar tuerto en el reino de Dios, que ser echado con los dos ojos al infierno, donde el gusano no muere y el fuego no se apaga.
Todos serán salados a fuego. Buena es la sal; pero si la sal se vuelve sosa, ¿con qué la sazonarán? Que no falte entre ustedes la sal, y vivan en paz unos con otros." Palabra del Señor.

REFLEXIÓN

Es muy importante practicar la caridad, la generosidad y la fraternidad en nombre de la fe. Compartir, aunque sea un vaso de agua en nombre de Dios y al mismo tiempo ayudar a los demás a vivir su misión cristiana. Jesús nos recuerda que eso no quedará perdido. Recordemos que Dios no se queda con la generosidad de nadie, Dios devuelve el ciento por uno. El Evangelio de hoy continúa con una serie de sentencias puestas en boca de Jesús por el evangelista, que solo buscan acentuar la radicalidad en la coherencia de vida que exige el evangelio a quienes optan por el proyecto de Jesús.

Tenemos que coger el evangelio en serio, no vaya ser que lleguemos al final de nuestras vidas ricos de cosas pero vacíos de amor, ante los ojos de Dios. Así, vivir no nos habrá servido de nada. Analicemos de manera serena nuestra vida para ver si estamos viviendo de acuerdo con la enseñanza de Jesús y pidámosle que nos ayude a cambiar lo que no está bien para seguir viviendo eternamente con alegría y confianza. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario