lunes, 28 de noviembre de 2016

"VOY YO A CURARLO"

“El Evangelio de Hoy”: Mt 8,5- 11

Lectura del santo evangelio según san Mateo.

En aquel tiempo, al entrar Jesús en Cafarnaún, un centurión se le acercó rogándole: "Señor, tengo en casa un criado que está en cama paralítico y sufre mucho." Jesús le contestó: "Voy yo a curarlo." Pero el centurión le replicó: "Señor, no soy quien para que entres bajo mi techo. Basta que lo digas de palabra, y mi criado quedará sano. Porque yo también vivo bajo disciplina y tengo soldados a mis órdenes; y le digo a uno: "Ve", y va; al otro: "Ven", y viene; a mi criado: "Haz esto", y lo hace." Al oírlo, Jesús quedó admirado y dijo a los que le seguían: "Les aseguro que en Israel no he encontrado en nadie tanta fe. Les digo que vendrán muchos de oriente y occidente y se sentarán con Abrahán, Isaac y Jacob en el reino de los cielos." Palabra del Señor.

REFLEXIÓN

Es bueno recordar que la salvación que Jesús trae al mundo no es solo para un pueblo, abarca a todo el universo habitado y por descubrir. Somos invitados a vivir la fe de manera abierta. La fe de un extraño nos ayuda a crecer en la nuestra. Abramos bien los ojos para ver a las personas que a nuestro lado tienen fe aún sin participar de nuestras comunidades. En realidad es Dios quien ama sin fronteras ni distinciones

A Jesús le gusta poner como ejemplo quienes nosotros creemos lejos de él. Aun conociendo lo que conocemos, todavía Dios puede sorprendernos con su amor y su ternura y hacernos vivir experiencias grandes alegrías. En este Adviento dejémonos sorprender por la palabra de Dios y seamos testigos de su amor amando a quienes tenemos cerca. La fe hace posible la realización de nuestra esperanza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario