martes, 5 de abril de 2016

JESUS Y NICODEMOS

“El Evangelio de Hoy”: Jn 3,5a.7b-15

Lectura del santo evangelio según san Juan:

En aquel tiempo, dijo Jesús a Nicodemo: "Tienen que nacer de nuevo; el viento sopla donde quiere y oyes su ruido, pero no sabes de dónde viene ni a dónde va. Así es todo el que ha nacido del Espíritu." Nicodemo le preguntó: "¿Cómo puede suceder eso?" Le contestó Jesús: "Y tú, el maestro de Israel, ¿no lo entiendes? Te lo aseguro, de lo que sabemos hablamos; de lo que hemos visto damos testimonio, y no aceptan nuestro testimonio. Si no creen cuando les hablo de la tierra, ¿cómo creerán cuando les hable del cielo? Porque nadie ha subido al cielo, sino el que bajó del cielo, el Hijo del hombre. Lo mismo que Moisés elevó la serpiente en el desierto, así tiene que ser elevado el Hijo del hombre, para que todo el que cree en él tenga vida eterna."  Palabra del Señor.

Reflexión

Nicodemo es un judío inquieto que entra en contacto con Jesús y dialoga con él de cuestiones de fe y de trascendencia. Es importante hacerse pregunta e intentar encontrar respuestas en un ejercicio saludable de crecimiento y madurez espiritual. Lo que no podemos es pretender tener las respuestas desde antes de hacernos las preguntas pues podríamos quedarnos muy en lo superficial. Jesús invita a Nicodemo a renovarse, a cambiar, a nacer de nuevo. Sabemos que no es nada fácil recomenzar luego de tener toda una experiencia de vida, unas opciones y unos conocimientos.


Jesús pide a Nicodemo y a nosotros hoy, un cambio interior radical y necesario en la vida de todo creyente. Para poder vivir en nuestro mundo asumiendo los valores que Jesús ha vivido hay que confiar totalmente en Dios y dejarse iluminar por su palabra, su vida y su práctica. Así se accede a la vida eterna de la que Jesús le habla a Nicodemo, la vida plena, libre y confiada, en medio de una realidad, por rato, incomprensible y dura. Nacer de nuevo en medio de esta realidad insegura, desigual, oscura y enferma, significará saber amar y confiar.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario