sábado, 26 de marzo de 2016

Sábado Santo

La Iglesia no celebra ningún sacramente en este día. Ayer vivimos la Pasión de Jesús y su muerte y hoy le acompañamos en su sepulcro en oración y ayuno.
El sábado Santo es un día cargado de esperanza. Sabemos que Jesús no se quedó en el sepulcro, él resucitó y eso es lo que nos aporta la alegría y la esperanza. Por eso, hoy esperamos la Noche Santa, como cantamos en el Pregón Pascual, la gran noche en que vivimos la memoria de la resurrección de Jesús. Así, se instalará la alegría y el gozo de sabernos salvados por la vida, la pasión, la muerte y la Resurrección de Jesús. Durante 50 días estaremos celebrando este acontecimiento en nuestra liturgia eclesial. 

Feliz Vigilia pascual de Resurrección a todos y a todas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario