jueves, 28 de enero de 2016

ATENCIÓN A LO QUE ESTÁN OYENDO

 “El Evangelio de Hoy”: Mc 4, 21-25

Lectura del santo evangelio según san Marcos:

En aquel tiempo, dijo Jesús a la muchedumbre: "¿Se trae el candil para meterlo debajo del celemín o debajo de la cama, o para ponerlo en el candelero? Si se esconde algo, es para que se descubra; si algo se hace a ocultas, es para que salga a la luz. El que tenga oídos para oír, que oiga." Les dijo también: "Atención a lo que están oyendo: la medida que usen la usarán con ustedes, y con creces. Porque al que tiene se le dará, y al que no tiene se le quitará hasta lo que tiene." Palabra del Señor.

Reflexión

El Evangelio de Hoy nos impulsa a hablar y meditar sobre el tema de la luz. La luz es sinónimo de confort, de bienestar en el buen sentido de la palabra. Es claridad, libertad para ver y reaccionar. La luz nos permite ver en la oscuridad, no tropezar en el camino o encontrar las cosas que buscamos. Podríamos decir que la luz es esencial a la vida del ser humano. Jesús utiliza este elemento de la vida cotidiana para señalar la importancia de la transparencia en la vida. El ambiente religioso de los tiempos de Jesús era oscuro y opaco por la corrupción, la violencia y la opresión por parte de los dirigentes religiosos y políticos.

Hoy somos llamados a aprovechar toda la experiencia acumulada en la historia de la humanidad, y ponerla al servicio de las comunidades. A actuar como quien ve y deja ver a los demás. Dejémonos iluminar para superar personalmente y como pueblo todo lo que impide la realización humana, la felicidad y la salvación. No lo dudemos ni un instante, somos luz para iluminar. Aprovechemos la ayuda de la luz que nos proporcionan quienes nos rodean.

No hay comentarios:

Publicar un comentario