EVANGELIO DEL DOMINGO
"Te seguiré donde quiera que vayas". San Lucas 9, 51-62.

lunes, 28 de julio de 2014

El Reino de Dios

 “El Evangelio de Hoy”: Mt 13, 31-35

Lectura del santo evangelio según san Mateo:

En aquel tiempo, Jesús propuso esta otra parábola a la gente: "El Reino de los cielos se parece a un grano de mostaza que uno siembra en su huerta; aunque es la más pequeña de las semillas, cuando crece es más alta que las hortalizas; se hace un arbusto más alto que las hortalizas, y vienen los pájaros a anidar en sus ramas".
Les dijo otra parábola: "El Reino de los cielos se parece a la levadura; una mujer la amasa con tres medidas de harina, y basta para que todo fermente". Jesús expuso todo esto a la gente en parábolas, y sin parábolas no les exponía nada. Así se cumplió el oráculo del profeta: "Abriré mi boca diciendo parábolas; anunciaré lo secreto desde la fundación del mundo". Palabra del Señor.

REFLEXIÓN


Para Jesús lo más importante es anunciar el Reino de Dios. Siempre utiliza las parábolas para intentar hacer comprender de lo que se trata. Podemos decir que la vida de Jesús es una gran parábola. Mientras que nuestra lógica es de valorar lo grandioso, lo milagroso y externo a nuestra naturaleza humana, Dios rompe el esquema de este mundo que pretende remplazar los valores de lo humilde y lo sencillo por la ambición del poder y del tener. Por eso Jesús habla del poquito de levadura y de la semillita de mostaza. Dios actúa desde lo pequeño, pero cargado de la energía del Espíritu, que sembrado en la tierra de la vida y de la historia, produce fruto cada día. Así, en Jesús que no fue un emperador ni un rey a la usanza del mundo, Dios muestra la grandeza de su Reino de amor, de fraternidad y de paz. Sigamos trabajando por el Reino, encarnando en nuestra vida sus valores. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario