EVANGELIO DEL DOMINGO
"Te seguiré donde quiera que vayas". San Lucas 9, 51-62.

miércoles, 7 de mayo de 2014

EL PAN DE VIDA

“El Evangelio de Hoy”: Jn 6,35-40.

Lectura del santo evangelio según san Juan:

En aquel tiempo, dijo Jesús a la gente: "Yo soy el pan de la vida. El que viene a mí no pasará hambre, y el que cree en mí nunca pasará sed; pero, como os he dicho, me habéis visto y no creéis. Todo lo que me da el Padre vendrá a mí, y al que venga a mí no lo echaré afuera, porque he bajado del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me ha enviado. Ésta es la voluntad del que me ha enviado: que no pierda nada de lo que me dio, sino que lo resucite en el último día. Ésta es la voluntad de mi Padre: que todo el que ve al Hijo y cree en él tenga vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día." Palabra del Señor. 

REFLEXIÓN

El discurso de Jesús sobre el Pan de Vida es un llamado a la fe y a la confianza en él y en su misión.  Jesús no ha venido a juzgar y condenar sino a anunciar que Dios es bueno, compasivo y misericordioso. No ha venido a imponer sino a anunciar. Nuestra respuesta depende solo de nosotros. Con Jesús ya no hay hambre, ya no hay sed, ya no hay desierto. Junto a él no se vaga; se peregrina y se habita. A Jesús no se le ve de lejos, se le contempla, se cree en Él, se vive en Él. Ya decíamos ayer que siguiéndolo a él encontramos todo lo necesario para vivir las diferentes situaciones que se nos pueden presentar en la vida ordinaria. La voluntad de Dios es nuestra vida realizada. Nuestra alegría y nuestra salvación. Demos gracias a Dios por esta revelación que nos asegura su favor y aprendamos a vivir buscando la salud y la salvación de nuestros hermanos y hermanas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario