lunes, 26 de mayo de 2014

EL ESPÍRITU QUE DA TESTIMONIO

“El Evangelio de Hoy”: Jn 15,26-16,4a

Lectura del santo evangelio según san Juan:

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: "Cuando venga el Defensor, que les enviaré desde el Padre, el Espíritu de la verdad, que procede del Padre, él dará testimonio de mí; y también ustedes darán testimonio, porque desde el principio están conmigo. Les he hablado de esto, para que no tambaleen. Les excomulgarán de la sinagoga; más aún, llegará incluso una hora cuando el que les dé muerte pensará que da culto a Dios. Y esto lo harán porque no han conocido ni al Padre ni a mí. Les he hablado de esto para que, cuando llegue la hora, se acuerden de que yo se lo había dicho." Palabra del Señor.

REFLEXIÓN

El asunto con el Espíritu Santo es que hay que dejarse conducir por él para poder aprovechar sus dones e inspiraciones. Es precisamente esa la única manera de dar testimonio como Jesús dio, hasta dar la vida por amor. El testimonio que de Jesús dará el Espíritu Santo y el testimonio de sus discípulos para darle continuidad a la misión, es la clave para resistir a las amenazas y atravesar los momentos de mayores dificultades. Cuando no sintonizamos con el Espíritu, cuando no somos capaces de vivir el mandamiento del amor fraterno, al estilo de Jesús, entonces ante cualquier dificultad soltamos nuestra fe en banda y comenzamos a mentir y a reaccionar de todas maneras menos como seguidores de Jesús. Eso es la falta de testimonio. Sin testimonio, todo lo que hagamos o digamos será falso. El testimonio del amor es lo único que permitirá a las comunidades sostenerse en los tiempos de crisis. Nuestro defensor, el Espíritu Santo no nos obliga, nos inspira, nos recuerda la verdad y la presencia perpetua de Jesús en nuestra vida. No olvidemos que Jesús vino para que tengamos vida en abundancia. Demos gracias a Dios por su amor y aceptemos el Espíritu Santo como el gran regalo de Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario