EVANGELIO DEL DOMINGO
"Te seguiré donde quiera que vayas". San Lucas 9, 51-62.

miércoles, 22 de enero de 2014

¿QUÉ ESTÁ PERMITIDO?

“El Evangelio de Hoy”: Marcos 3, 1-6

Lectura del santo evangelio según San Marcos.

En aquel tiempo entró Jesús otra vez en la sinagoga y había allí un hombre con parálisis en un brazo. Estaban al acecho, para ver si curaba en sábado y acusarlo. Jesús le dijo al que tenía la parálisis: "Levántate y ponte ahí en medio". Y a ellos les preguntó: "¿Qué está permitido en sábado?, ¿hacer lo bueno o lo malo?, ¿salvarle la vida a un hombre o dejarlo morir?" Se quedaron callados. Echando en torno una mirada de ira y dolido de su obstinación, le dijo al hombre: "Extiende el brazo". Lo extendió y quedó restablecido.
En cuanto salieron de la sinagoga, los fariseos se pusieron a planear con los herodianos el modo de acabar con él. Palabra del Señor.

REFLEXIÓN


Los seguidores de Jesús tenemos que buscar la manera de practicar nuestra fe en sintonía con Jesús y sus enseñanzas. Liberarnos de las formalidades y complimientos para poder adorar a Dios en espíritu y verdad. Toda la historia, todos los días, todas las realidades son espacios y tiempos propicios para la salvación. Dios no puede estar atado a las irracionalidades de una experiencia religiosa. Dios nos supera en todo, por eso podemos confiar plenamente en él y desarrollar movimientos, asociaciones, ministerios, organizaciones que promuevan la vida en las comunidades. Siempre que estemos defendiendo la vida y haciéndola más llevadera, estaremos dentro de la misión de Jesús y conducido por su Espíritu. Eso es lo que está permitido. No dejemos empeorar a nuestros hermanos y hermanas, algo podemos hacer para que tengan una vida más digna y humana.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario