martes, 14 de enero de 2014

LA AUTORIDAD

“El Evangelio de Hoy”: Marcos 1, 21-28
Lectura del santo Evangelio según San Marcos:

Llego Jesús a Cafarnaúm y cuando el sábado siguiente fue a la sinagoga a enseñar, se quedaron asombrados de su enseñanza, porque no enseñaba como los letrados, sino con autoridad. Estaba precisamente en la sinagoga un hombre que tenía un espíritu inmundo, y se puso a gritar: "¿Qué quieres de nosotros, Jesús Nazareno? ¿Has venido a acabar con nosotros? Sé quién eres: el Santo de Dios". Jesús lo increpó: "Cállate y sal de él". El espíritu inmundo lo retorció y, dando un grito muy fuerte, salió.
Todos se preguntaron estupefactos: "¿Qué es esto? Este enseñar con autoridad es nuevo. Hasta a los espíritus inmundos les manda y le obedecen". Su fama se extendió en seguida por todas partes, alcanzando la comarca entera de Galilea. Palabra del Señor.

REFLEXIÓN


¿De qué manera enseñamos nosotros hoy los valores cristianos? Jesús lo hace con autoridad y su trabajo es efectivo. La misión de Jesús aporta alegría y salud. La gente le acoge y le obedece. Su autoridad se expresa en su servicio a los necesitados de salud física, mental y espiritual. Quiere que todos y todas se salven desde ya y para siempre. Jesús coloca la fuerza de su enseñanza en el amor y el servicio, en especial a los más pobres y vulnerables de aquella sociedad. Jesús basó toda su autoridad en el carisma y no en el poder y toda su vida estuvo al servicio de la liberación y no de la opresión. 

Hoy estamos invitados a revisar nuestras actitudes al interior de la vida cristiana. ¿Cuáles son los espíritus inmundos que oprimen a nuestra gente hoy? Es casi seguro que estos espíritus son los orientan a gran parte de personas hacia la violencia, los robos y asesinatos, la corrupción generalizada, la doble vida y la codicia que conduce al irrespeto de todo principio fraterno y justo. Ahí tenemos un gran campo de misión a la que nos llama Jesús. ¿Cuándo comenzaremos a accionar con autoridad sobre estos y otros males?

No hay comentarios:

Publicar un comentario