martes, 18 de octubre de 2016

FIESTA DE SAN LUCAS

“El Evangelio de Hoy”: Lc 10, 1-9

Lectura del santo evangelio según san Lucas:

En aquel tiempo, designó el Señor otros setenta y dos y los mandó por delante, de dos en dos, a todos los pueblos y lugares adonde pensaba ir él. Y les decía: "La mies es abundante y los obreros pocos; rueguen, pues, al dueño de la mies que mande obreros a su mies. ¡Pónganse en camino! Miren que les mando como corderos en medio de lobos. No lleven talega, ni alforja, ni sandalias; y no os detengan a saludar a nadie por el camino.
Cuando entren en una casa, digan primero: "Paz en esta casa". Y si allí hay gente de paz, descansará sobre ellos su paz; si no, volverá a ustedes. Quédense en la misma casa, coman y beban de lo que tengan, porque el obrero merece su salario. No anden cambiando de casa. Si entran en un pueblo y les reciben bien, coman lo que les pongan, curen a los enfermos que haya, y digan está cerca de ustedes el Reino de Dios." Palabra del Señor.


REFLEXIÓN

Celebramos la fiesta del Evangelista San Lucas. Dicen que Lucas era Médico de profesión y que además de su evangelio, también escribió los Hechos de los Apóstoles. En sus escritos se resaltan los hechos que causan alegría, entusiasmo por la llegada del Reino. En su evangelio y en los Hechos  de  los Apóstoles podemos descubrir una positiva preferencia por los pobres y  los grupos marginados como la mujer y los desamparados. Tenía una sensibilidad muy cercana con las personas enfermas, dada su profesión de médico. Poseía gran talento para escribir, como puede comprobarse en sus dos obras: el Evangelio y los Hechos de los Apóstoles. Su procedencia griega le hacía tener un vasto conocimiento de su cultura, evidenciado en la obra de los Hechos.

San Lucas plantea la vida cristiana como un seguimiento de Jesús. Un camino que lleva de Galilea a Jerusalén y de Jerusalén hasta la eternidad. Gran misionero, siempre en camino, guiado por el Espíritu Santo. Así plantea en sus escritos la vida cristiana. El envío de los setenta y dos simboliza la perspectiva ecuménica que sigue Lucas, para quien el cristianismo sobrepasa las barreras geográficas de Israel y los límites de Jerusalén. La frase “La mies es abundante y los obreros pocos”, dimensiona su perspectiva de evangelización inclusiva y universal. La misión de los doce discípulos, los setenta y dos, el viaje de Jesús a Jerusalén, de Pedro al mundo griego y de Pablo a Roma revela el lugar central de la evangelización en la Iglesia. Celebremos con alegría y con los pies en la tierra, la fiesta de San Lucas. Dejémonos contagiar por su sensibilidad y su inquieta prisa por evangelizar el mundo entero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario