viernes, 18 de noviembre de 2016

MI CASA ES DE ORACIÓN


“El Evangelio de Hoy”: Lc 19, 45-48

Lectura del santo evangelio según san Lucas: 

En aquel tiempo, entró Jesús en el templo y se puso a echar a los vendedores, diciéndoles: "Escrito está: "Mi casa es casa de oración"; pero vosotros la habéis convertido en una "cueva de bandidos"." Todos los días enseñaba en el templo. Los sumos sacerdotes, los escribas y los notables del pueblo intentaban quitarlo de en medio; pero se dieron cuenta de que no podían hacer nada, porque el pueblo entero estaba pendiente de sus labios. Palabra del Señor.

REFLEXIÓN

Hoy leemos uno de los textos más polémicos del  los evangelios pues ha sido utilizado muchas veces para justificar la violencia contra los demás. Jesús confronta a las autoridades del templo por todo el engranaje de mercadería que se manejaba dentro del mismo, hasta el punto de convertir la casa de Dios en una cueva de asaltantes. Le indigna que no se proteja al pobre sino que se le engañe obligándolo a  consumir las mercaderías del templo como algo querido por Dios.

Este pequeño texto nos pone en guardia contra todo lo que puede desviar la atención en nuestras prácticas religiosas, de lo contrario podemos entrar fácilmente en las peores corrientes sociales, acentuando lo económico y creando cargas para los creyentes. No tengamos miedo a denunciar todo aquello que no sirva para la buena relación con Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario