jueves, 21 de julio de 2016

¡DICHOSOS USTEDES!

“El Evangelio de Hoy”: Mt 13, 10-17

Lectura del santo evangelio según san Mateo:

En aquel tiempo, se acercaron a Jesús los discípulos y le preguntaron: ¿Por qué les hablas en parábolas?"
Él les contestó: A ustedes se les ha concedido conocer los secretos del reino de los cielos y a ellos no. Porque al que tiene se le dará y tendrá de sobra, y al que no tiene se le quitará hasta lo que tiene. Por eso les hablo en parábolas, porque miran sin ver y escuchan sin oír ni entender. Así se cumplirá en ellos la profecía de Isaías:
"Oirán con los oídos sin entender; mirarán con los ojos sin ver; porque está embotado el corazón de este pueblo, son duros de oído, han cerrado los ojos; para no ver con los ojos, ni oír con los oídos, ni entender con el corazón, ni convertirse para que yo les cure."
¡Dichosos sus ojos, porque ven, y sus oídos, porque oyen! Les aseguro que muchos profetas y justos desearon ver lo que ven ustedes y no lo vieron, y oír lo que oyen y no lo oyeron." Palabra del Señor.

REFLEXIÓN

Continuamos la lectura del capítulo 13 de San Mateo. En esta parte del texto, Jesús responde a la inquietud de sus discípulos explicando el sentido esencial de la parábola. Son pocas las parábolas explicadas en los evangelios. ¿Por qué les hablas en parábolas?" En las parábolas la gente pobre entiende las comparaciones de la cotidianidad, de la experiencia, de lo pequeño de cada día. Semillas, levaduras, sal, comidas, campos, tesoros escondidos, redes, pescas. Jesús les va a decir que en esas cosas de la vida está el dinamismo más precioso de la historia, el dinamismo del reinado de Dios.

Para las autoridades religiosas, es incomprensible que el Reino de Dios pueda compararse y explicarse desde lo cotidiano. Miran pero no ven, oyen pero no escuchan.  Sin embargo los pobres abren el corazón a las parábolas y se alegran de que Dios esté actuando así. La Iglesia, cada uno de nosotros, será signo del Reino de Dios si acoge la Palabra en forma coherente y pone en práctica el evangelio que predica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario