EVANGELIO DEL DOMINGO
"Te seguiré donde quiera que vayas". San Lucas 9, 51-62.

domingo, 24 de abril de 2016

COMO YO LOS HE AMADO

« El Evangelio de Hoy ».  Jn 13, 31-33a. 34-35

Lectura del santo evangelio según san Juan:

Cuando salió Judas del cenáculo, dijo Jesús: "Ahora es glorificado el Hijo del hombre, y Dios es glorificado en él. Si Dios es glorificado en él, también Dios lo glorificará en sí mismo: pronto lo glorificará.

Hijos míos, me queda poco de estar con ustedes.

Les doy un mandamiento nuevo: que se amen unos a otros; como yo los he amado, ámense también entre ustedes. La señal por la que conocerán todos que son discípulos míos será que se aman unos a otros."  Palabra del Señor.

REFLEXIÓN

La mayoría de las veces  llamamos amor al contacto fugaz y trivial de dos personas que se «disfrutan» mutuamente vacías de ternura, afecto y mutua entrega. Otras veces, el amor se confunde con una hábil manera de someter a otro a sus intereses ocultos y sus satisfacciones egoístas. No pocos creen vivir el amor cuando sólo buscan un refugio y un remedio para una sensación de soledad que, de otro modo, les resultaría insoportable.

En el Evangelio de hoy Jesús nos dice que « la señal por la que conocerán que son discípulos míos, será que se aman unos a otros». Los cristianos estamos llamados a distinguimos por nuestro estilo de amar que tiene como criterio y punto de referencia el modo de amar de Jesús. Un amor desinteresado, que sabe acoger y ponerse al servicio del otro, sin límites ni discriminaciones. Un amor que sabe afirmar la vida, el crecimiento, la libertad y la felicidad de los demás.

Esta es la tarea gozosa del creyente en esta sociedad donde se falsifica tanto el amor. Desarrollar nuestra capacidad de amar siguiendo el estilo de Jesús. Siguiendo a Jesús, nuestro camino descubriremos que sólo el amor hace que la vida merezca ser vivida y que sólo desde el verdadero amor es posible experimentar la gran alegría de vivir.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario