martes, 23 de febrero de 2016

USTEDES, EN CAMBIO ...

“El Evangelio de Hoy”: Mt 23,1-12

Lectura del santo evangelio según san Mateo:

En aquel tiempo, Jesús habló a la gente y a sus discípulos, diciendo: "En la cátedra de Moisés se han sentado los escribas y los fariseos: hagan y cumplan lo que les digan; pero no hagan lo que ellos hacen, porque ellos no hacen lo que dicen. Ellos lían fardos pesados e insoportables y se los cargan a la gente en los hombros, pero ellos no están dispuestos a mover un dedo para empujar. Todo lo que hacen es para que los vea la gente: alargan las filacterias y ensanchan las franjas del manto; les gustan los primeros puestos en los banquetes y los asientos de honor en las sinagogas; que les hagan reverencias por la calle y que la gente los llame maestros.
Ustedes, en cambio, no se dejen llamar maestro, porque uno solo es su maestro, y todos ustedes son hermanos. Y no llamen padre de ustedes a nadie en la tierra, porque uno solo es su Padre, el del cielo. No se dejen llamar consejeros, porque uno solo es su consejero, Cristo. El primero entre ustedes será su servidor. El que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido." Palabra del Señor.

Reflexión

Puede parecernos duro el discurso que Jesús dice en esta parte del Evangelio pero sigue siendo actual y para nosotros es fundamental creerlo y practicarlo. Jesús se enfrenta a los letrados y fariseos. Sus duras críticas las hace sin temor y sin vacilación. Cada página del Evangelio está escrita para la Iglesia. Los escribas y los fariseos, de los que se habla en todo el discurso de Jesús, somos nosotros, llamados a enmendar nuestra forma de actuar y a caminar en fidelidad por la senda de justicia y de vida que Jesús nos propone.

Una tarea urgente en este tiempo de Cuaresma es adherirnos más y mejor a Jesús, para ser fieles a su proyecto de amor y de nueva humanidad. Hemos de esforzarnos por convertirnos de las actitudes y prácticas de hipocresía que nos aleja de la enseñanza y la práctica de Jesús. Lo que Jesús nos pide es ser humildes y serviciales, no jefes y jueces de los otros.  “El primero entre ustedes será su servidor.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario