EVANGELIO DEL DOMINGO
"Te seguiré donde quiera que vayas". San Lucas 9, 51-62.

sábado, 19 de julio de 2014

"ÉL LOS CURÓ A TODOS..."

Evangelio de hoy: Mt 12,14-21

Lectura del santo evangelio según san Mateo
En aquel tiempo, los fariseos planearon el modo de acabar con Jesús. Pero Jesús se enteró, se marchó de allí, y muchos le siguieron. Él los curó a todos, mandándoles que no lo descubrieran. Así se cumplió lo que dijo el profeta Isaías: «Mirad a mi siervo, mi elegido, mi amado, mi predilecto. Sobre él he puesto mi espíritu para que anuncie el derecho a las naciones. No porfiará, no gritará, no voceará por las calles. La caña cascada no la quebrará, el pábilo vacilante no lo apagará, hasta implantar el derecho; en su nombre esperarán las naciones.»
Palabra del Señor

Reflexión
Para quienes pretenden que Jesús tenía un guión según el cual caminaría a propósito en busca de la muerte, lamentamos tener que desmentirlos. Y una muestra muy clara es el Evangelio de hoy. Los fariseos, dignos representantes de la religión y admirados por mucha gente del pueblo por su "religiosidad", planean el modo de acabar con Jesús. Sus argumentaciones y posturas legalistas contrastan con la libertad de Jesús, que viene a liberar la religión, o mejor, a liberarnos de las expresiones religiosas que no están al servicio de la persona, al servicio de la vida. La actuación de Jesús a favor de los pecadores, de los marginados, de los insatisfechos, genera señales claras de vida que son señales del Reino de Dios.
Jesús cura a todos. Pero no quiere titulares, no busca manipular ni ganar fama a costa de las necesidades de la gente. Está al servicio de la vida, y en la tradición profética, su actuación liberadora va a "implantar el derecho".  Jesús no desea la muerte para sí -se marchó de allí- y mucho menos la muerte de los demás -vino a dar vida y vida en abundancia-, Él quiere que se implante la justicia y el derecho, que reine la paz y el amor en todas las naciones. 
¿Nuestra fe la vivimos en un sentido relacional? ¿Somos de acción compasiva a favor de los más vulnerables de la sociedad? ¿Promovemos o apoyamos desde nuestra fe en Jesús iniciativas para que no haya odio ni guerra? ¿Oramos a favor de la paz entre las naciones? ¿Disfrutamos una religión a nuestra medida o Jesús es la medida de la religión como expresión de nuestra confianza en Él?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario