jueves, 19 de julio de 2018

LA ESCUELA DE JESÚS


“El Evangelio de Hoy”: Mt 11, 28-30

Lectura del santo Evangelio según san Mateo:

En aquel tiempo, Jesús exclamó: "Vengan a mí todos los que están cansados y agobiados, y yo los aliviaré. Carguen con mi yugo y aprendan de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontrarán su descanso. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera". Palabra del Señor.

REFLEXION

Hay cristianos cansados de vivir su religión como una tradición gastada, como una carga pesada y triste, como una obligación. Hace falta un encuentro con Jesús. Para aprender a vivir a gusto con Dios. Ir a Jesús nos hace descubrir una alegría interior que ha estado ausente en nuestra vida. De esta manera seguiremos a Jesús, no por obligación sino por atracción. “Vengan a mí todos los que están cansados y agobiados. Yo los aliviaré”. Tomemos conciencia del perdón constante de Dios y vivamos la alegría de su amor.

Cargar con el yugo de Jesús libera lo mejor que hay en nosotros pues nos propone vivir haciendo la vida más humana, digna y sana. No es fácil encontrar un modo más apasionante de vivir. Jesús libera de miedos y presiones; hace crecer nuestra libertad, despierta en nosotros la confianza, nos atrae hacia el amor y nos invita a vivir haciendo el bien. Así no habrá más desaliento ni aburrimientos en nuestras comunidades cristianas.

Estamos llamados a aprender de Jesús a vivir como él. Jesús no complica nuestra vida. La hace más clara y más sencilla, más humilde y más sana. Ofrece descanso. No propone nunca a sus seguidores algo que él no haya vivido. Nos invita a seguirlo por el mismo camino que él ha recorrido. Por eso puede entender nuestras dificultades y nuestros esfuerzos, puede perdonar nuestras torpezas y errores, animándonos siempre a levantarnos. Ir a Jesús significa vivir más de acuerdo con él y con su estilo de vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario