martes, 20 de marzo de 2018

VIDA Y CRUZ


“El Evangelio de Hoy”: Jn 8,21-30

Lectura del santo evangelio según san Juan:

En aquel tiempo, dijo Jesús a los fariseos: "Yo me voy y me buscarán, y morirán por su pecado. Donde yo voy no pueden venir ustedes." Y los judíos comentaban: "¿Será que va a suicidarse, y por eso dice: "Donde yo voy no pueden venir ustedes"?" Y él continuaba: "Ustedes son de aquí abajo, yo soy de allá arriba: ustedes son de este mundo, yo no soy de este mundo. Con razón les he dicho que morirán por sus pecados: pues, si no creen que yo soy, morirán por sus pecados."
Ellos le decían: "¿Quién eres tú?" Jesús les contestó: "Ante todo, eso mismo que les estoy diciendo. Podría decir y condenar muchas cosas en ustedes; pero el que me envió es veraz, y yo comunico al mundo lo que he aprendido de él." Ellos no comprendieron que les hablaba del Padre. Y entonces dijo Jesús: "Cuando levanten al Hijo del hombre, sabrán que yo soy, y que no hago nada por mi cuenta, sino que hablo como el Padre me ha enseñado. El que me envió está conmigo, no me ha dejado solo; porque yo hago siempre lo que le agrada." Cuando les exponía esto, muchos creyeron en él. Palabra del Señor.

REFLEXIÓN

El tema de la cruz no es el más popular en nuestro día. La cruz evoca sufrimiento y dolor que termina matando. Nuestras culturas anhelan el bienestar físico y material, el placer y el disfrute al máximo de la vida, por eso, hablar de la Cruz y la entrega de la vida, no tiene mucho sentido. De todas maneras, los creyentes hablamos de “Jesús levantado en lo alto”, entregando su vida por amor.  No estamos promoviendo el sufrimiento ni la infelicidad. Mirando a Jesús levantado en lo alto, celebramos un Dios amor, misericordia, proximidad y solidaridad con sus hijos e hijas. El sufrimiento de Jesús, su pasión, su cruz y su muerte nos recuerdan que todas las limitaciones, fracasos y dificultades  pueden ser vencidos. No hay manera de escapar al sufrimiento en distintos grados. Pidamos a Jesús que nos fortalezca para nosotros afrontar nuestra vida con responsabilidad y compromiso a favor de la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario