miércoles, 28 de febrero de 2018

NO SERÁ ASÍ ENTRE USTEDES


“El Evangelio de Hoy”: Mt 20,17-28

Lectura del santo evangelio según san Mateo:

En aquel tiempo, mientras iba subiendo Jesús a Jerusalén, tomando aparte a los Doce, les dijo por el camino: "Miren, estamos subiendo a Jerusalén, y el Hijo del hombre va a ser entregado a los sumos sacerdotes y a los escribas, y lo condenarán a muerte y lo entregarán a los gentiles, para que se burlen de él, lo azoten y lo crucifiquen; y al tercer día resucitará." Entonces se le acercó la madre de los Zebedeos con sus hijos y se postró para hacerle una petición. Él le preguntó:"¿Qué deseas?" Ella contestó: "Ordena que estos dos hijos míos se sienten en tu reino, uno a tu derecha y el otro a tu izquierda." Pero Jesús replicó: "No saben lo que piden. ¿Son capaces de beber el cáliz que yo he de beber?" Contestaron: "Lo somos." Él les dijo: "Mi cáliz lo beberán; pero el puesto a mi derecha o a mi izquierda no me toca a mí concederlo, es para aquellos para quienes lo tiene reservado mi Padre."  Los otros diez, que lo habían oído, se indignaron contra los dos hermanos. Pero Jesús, reuniéndolos, les dijo: "Saben que los jefes de los pueblos los tiranizan y que los grandes los oprimen. No será así entre ustedes: el que quiera ser grande entre ustedes, que sea su servidor, y el que quiera ser primero entre ustedes, que sea su esclavo. Igual que el Hijo del hombre no ha venido para que le sirvan, sino para servir y dar su vida en rescate por muchos."  Palabra del Señor.

Reflexión

En cualquier grupo humano salen a relucir las aspiraciones de poder y de dominio de unos sobre otros. La alternativa  de Jesús con relación a la ambición de poder que permea y seduce el corazón humano, es el servicio, la generosidad, la donación y la humildad.  Estas actitudes deberán ser los distintivos que identifiquen a sus auténticos discípulos. Nosotros necesitamos hoy de personas capaces de renunciar a seguridades y asumir plenamente al servicio de los hermanos, especialmente los más débiles y excluidos de la sociedad.

El Evangelio de Hoy nos habla del anuncio de la pasión muerte y Resurrección por parte de Jesús. Este anuncio contrasta con los intereses particulares y mezquinos de sus seguidores que están pensando en “puestos” y grandezas en la línea de la dominación sobre los demás. Jesús nos recuerda que entre nosotros no debe ser así. Así no se hace patria, todo lo contrario. El Camino que nos muestra Jesús es estrecho y exigente. Nada fácil, en medio de una sociedad que pone el centro de su vida en el tener y en el poder de mando. Dios nos proteja e ilumine para creer en su proyecto y trabajar por él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario