lunes, 13 de noviembre de 2017

ESCÁNDALOS Y PERDON

“El Evangelio de Hoy”: Lc 17, 1-6

Lectura del santo evangelio según san Lucas:

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: "Es inevitable que sucedan escándalos; pero !ay del que los provoca! Al que escandaliza a uno de estos pequeños, más le valdría que le encajaran en el cuello una piedra de molino y lo arrojasen al mar. Tengan cuidado. Si tu hermano te ofende, repréndelo; si se arrepiente, perdónalo; si te ofende siete veces en un día y siete veces vuelve a decirte: "Lo siento", lo perdonarás". Los apóstoles le pidieron al Señor: "Auméntanos la fe". El Señor contestó: "Si tuvieran fe como un granito de mostaza, dirían a esa morera: "Arráncate de raíz y plántate en el mar", y les obedecería". Palabra del señor.

Reflexión

Escandalizar es hacer lo que es contrario a nuestra fe. Siendo miembros de una comunidad cristiana estamos llamados a vivir como cristianos. Como dice este “Evangelio de Hoy”, Es inevitable que se produzcan dificultades en las relaciones humanas. De un lado o de otro pueden venir ofensas y contradicciones. Quien haya tenido mayores oportunidades en la vida, quienes conocen más de la vida, de las relaciones y de Dios, están llamados a cuidar a  los otros “más pequeños”, los más pobres, los menos fundamentados. Lo propio de una persona creyente no es la competición sino la colaboración, el servicio y la ayuda, siempre pensando en los otros, a ejemplo de Jesús. 

Estamos acostumbrados a decir y escuchar decir que a las tres son las vencidas. Pero lo que Jesús nos pide es de perdonar siempre. 7 veces significa todas las veces que nos sintamos ofendidos. Estamos llamados a reconocer nuestras ofensas a los demás y a pedir perdón.  Ganaremos todos cuando seamos capaces de ser juiciosos en esto. La reacción debe ser, de acuerdo a la fe, arrancar de nosotros todo aquello que estorbe la relación con los demás. Somos llamados a luchar contra el orgullo, el egoísmo y la arrogancia que no nos deja vivir la humildad y la generosidad necesarias para vivir la fe y perdonar a nuestros hermanos y hermanas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario