viernes, 11 de agosto de 2017

EL VALOR DE LA VIDA

“El Evangelio de Hoy”: Mt 16, 24-28

Lectura del santo Evangelio según san Mateo

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: El que quiera venirse conmigo, que se niegue a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga. Si uno quiere salvar su vida, la perderá; pero el que la pierda por mí la encontrará. ¿De qué le sirve a un hombre ganar el mundo entero, si arruina su vida? ¿O qué podrá dar para recuperarla?
Porque el Hijo del hombre vendrá entre sus ángeles, con la gloria de su Padre, y entonces pagará a cada uno según su conducta. Les aseguro que algunos de los aquí presentes no morirán sin antes haber visto llegar al Hijo del hombre con majestad." Palabra del Señor.

Reflexión

¿Qué precio pagará el hombre por su vida? Esta pregunta tiene un alcance amplio y determinante, adquiere un significado especial. La cultura actual nos incita a cambiar nuestra vida por diversión, por fama, por una posición social, incluso por un mejor salario; pero, aunque estas metas conserven algo positivo, no resuelven el enigma fundamental que cada ser humano debe resolver: ¿Qué sentido tiene mi vida? Ya sabemos que las riquezas no dan sentido a la vida. Entonces, ¿cómo podremos rescatar el valor de nuestra vida?

La propuesta es simple: sólo siguiendo a Jesús podremos encontrar la respuesta. Perder la vida dando vida a nuestro alrededor. La vida solo vale puesta al servicio de Dios, al servicio de la comunidad. Por grande que sean nuestros problemas y dificultades, por fuertes que sean las pruebas que la vida nos presente, sentiremos la presencia fiel de Jesús a nuestro lado y eso nos llenará de esperanza y nos hará vivir llenos de confianza en la realización de la promesa de salvación de Dios. La paga del que sigue a Jesús discerniendo y realizando su voluntad es la paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario