jueves, 4 de mayo de 2017

JESÚS ES NUESTRA REFERENCIA

“El Evangelio de Hoy”: Jn 6,44-51

Lectura del santo evangelio según san Juan:

En aquel tiempo, dijo Jesús a la gente: "Nadie puede venir a mí, si no lo atrae el Padre que me ha enviado. Y yo lo resucitaré el último día. Está escrito en los profetas: "Serán todos discípulos de Dios." Todo el que escucha lo que dice el Padre y aprende viene a mí. No es que nadie haya visto al Padre, a no ser el que procede de Dios: ése ha visto al Padre. Se lo aseguro: el que cree tiene vida eterna. Yo soy el pan de la vida. Su padres comieron en el desierto el maná y murieron: éste es el pan que baja del cielo, para que el hombre coma de él y no muera. Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este pan vivirá para siempre. Y el pan que yo daré es mi carne para la vida del mundo."  Palabra del Señor.

Reflexión.

Jesús reafirma que Él es el pan de vida. Quienes coman del nuevo pan de vida plena participarán de la resurrección. Aquí la resurrección no se entiende, como en la mentalidad de los fariseos, un premio por el estricto cumplimiento de la ley. Con Jesús la vida en abundancia es fruto de la configuración con Él y con su proyecto histórico.

Es bueno recordar que participar del proyecto de Jesús es asimilar los valores de su mensaje, las razones de su lucha, la obediencia incondicional al proyecto salvador de Dios, y los riesgos que se corren como consecuencia de un compromiso radical. No se puede ir tras de Jesús sólo por conveniencia o simple tradición; ésa es la característica de una fe desencarnada, lejana a toda opción auténticamente cristiana. Participar en este caso quiere decir estar a la escucha de su voluntad para afrontar nuestra realidad de hoy buscando transformarla. 

En tiempo en que la vida se ve amenazada y se levantan estructuras injustas fundadas en la mentira y la muerte de los pobres, es más necesario que nunca optar abiertamente y con radicalidad por la causa de Jesús: El reino de Dios, donde los seres humanos, especialmente los pobres, tengan vida en abundancia. Trabajar por la igualdad de condiciones. Comprometámonos en su seguimiento, superando nuestros miedos y comodidades. Dios nos inspire confianza y entrega.

No hay comentarios:

Publicar un comentario