sábado, 22 de abril de 2017

LES ECHÓ EN CARA SU INCREDULIDAD

“El Evangelio de Hoy”: Mc 16, 9-15

Lectura del santo evangelio según san Marcos:

Jesús, resucitado al amanecer del primer día de la semana, se apareció primero a María Magdalena, de la que había echado siete demonios. Ella fue a anunciárselo a sus compañeros, que estaban de duelo y llorando. Ellos, al oírle decir que estaba vivo y que lo había visto, no la creyeron. Después se apareció en figura de otro a dos de ellos que iban caminando a una finca. También ellos fueron a anunciarlo a los demás, pero no los creyeron. Por último, se apareció Jesús a los Once, cuando estaban a la mesa, y les echó en cara su incredulidad y dureza de corazón, porque no habían creído a los que lo habían visto resucitado. Y les dijo: "Vayan al mundo entero y proclamen el Evangelio a toda la creación." Palabra del Señor.

Reflexión

El Evangelio de Hoy, tomado de San Marcos, comienza resumiéndonos las primeras apariciones de Jesús resucitado a los miembros de su grupo y el cómo lo hace. Marcos señala  la incredulidad de la comunidad frente a los testigos que cuentan sus experiencias de que Jesús se le manifiesta vivo. No le creen a María Magdalena ni a los discípulos que iban hacia Emaús. Cuando se aparece a los once, les  dice: “Felices los que crean sin haber visto” (Jn 20,29).

El Evangelio de San Marcos subraya la resistencia de los discípulos creer. Seguramente para insistir en que la fe en Jesús pasa por la fe en las personas que dan testimonio de él, y porque no hay que desanimarse cuando la falta de fe. El testimonio de otros puede animarnos y contagiarnos. Las dudas se irán despejando en el proceso de búsqueda sincera de encuentro con Jesús. Hasta los once tuvieron dudas.  Jesús nos invita a creer, a ser testigos de su proyecto. Finalmente nos envía a anunciar la Buena Nueva en calidad de discípulos misioneros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario