miércoles, 12 de octubre de 2016

AY DE USTEDES

“El Evangelio de Hoy”: Lc 11,42-46

Lectura del santo evangelio según san Lucas:

En aquel tiempo, dijo el Señor: "¡Ay de vosotros, fariseos, que pagáis el diezmo de la hierbabuena, de la ruda y de toda clase de legumbres, mientras pasáis por alto el derecho y el amor de Dios! Esto habría que practicar, sin descuidar aquello. ¡Ay de vosotros, fariseos, que os encantan los asientos de honor en las sinagogas y las reverencias por la calle! ¡Ay de vosotros, que sois como tumbas sin señal, que la gente pisa sin saberlo!" Un maestro de la Ley intervino y le dijo: "Maestro, diciendo eso nos ofendes también a nosotros." Jesús replicó: "¡Ay de vosotros también, maestros de la Ley que abrumáis a la gente con cargas insoportables, mientras vosotros no las tocáis ni con un dedo!" Palabra del Señor.

REFLEXIÓN

Una vez más Jesús nos invita a poner por encima de todo a las personas. Jesús nos habla de la primacía del amor y la justicia, de la misericordia y la simplicidad acogedora que nos hará transparentes y cercanos de los demás en vez de exigentes y prepotentes. Jesús nos advierte contra lo que puede llevarnos a la soledad y a la muerte  El cumplimiento del impuesto de la hierbabuena, la ruda y las verduras, que simbolizan la práctica de los fariseos para quedar bien con las autoridades religiosas, contrasta con el descuido de la justicia y del amor de Dios, que es lo verdaderamente valioso que hay que observar y cuidar.


La situación que vivimos hoy no dista mucho del ambiente social, político y religioso en tiempos de Jesús. Nuestros países están agobiados con impuestos y leyes insoportables, mientras que la mayoría de quienes las promulgan y promueven nadan en mares de corrupción y de impunidad. En cuanto a las iglesias y las religiones, abundan los creyentes y los líderes que acentúan bien los ritos externos, las formalidades de la religiosidad pero no vivimos la alegría de los valores vividos y enseñados por Jesús. Tenemos mucho camino por andar, dejémonos guiar por Jesús. Encomendamos al señor a todos los pueblos naciones y culturas del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario